Scroll to top

Kilómetros de Futuro avanza por Sevilla sin miedo a las altas temperaturas


futuromemoria - 12 junio, 2017 - 1 comment

La carrera solidaria Kilómetros de Futuro ya no tiene freno. Ni tan siquiera las altas temperaturas que están asolando las calles y carreteras por las que trascurre están pudiendo mermar los ánimos y fuerzas de los corredores que están participando en esta iniciativa, cuyo objetivo reside en recaudar fondos para formar a cuidadores de personas que padecen Alzheimer.. La tercera etapa ha comenzado en la capital hispalense para finalizar, después de 63,5 kilómetros, en Lora del Río, donde los atletas han obtenido un caluroso recibimiento.

Los termómetros han superado los 40 grados este lunes. Estas temperaturas tan elevadas, unidas a un recorrido con pocos espacios de sombra, han llevado a la necesidad de que los corredores hayan tenido que estar continuamente hidratándose. También han buscado realizar relevos en un tiempo no muy largo para ir dosificando las fuerzas. El ritmo de carrera ha sido alto. En principio, la organización de este evento, a cargo de la asociación El Futuro es la Memoria, tenía estipulado realizar el trayecto a una velocidad constante de 9 kilómetros por hora, pero en esta tercera etapa ha habido momentos en los que se han superado los 14 km/h.

El pistoletazo de salida a esta jornada se ha dado en las inmediaciones de la Torre del Oro. Los corredores han avanzados los primeros metros paralelos al río Guadalquivir, por una zona peatonal. Aquí han tenido que hacer un pequeño parón por problemas técnicos en la handbike de Iñaki Castañeda, deportistas que va a realizar todo el trayecto marcado en esta iniciativa, los casi 1.500 kilómetros desde Cádiz a Bilbao.

La marcha no ha tardado mucho en continuar, pero unos kilómetros más adelante, a las afueras de Sevilla, la expedición ha tenido que volver a parar. En esta ocasión, el motivo ha sido un pinchazo en la rueda delantera de la handbike de Iñaki Castañeda, un problema al que él mismo ha puesto remedio. Así, la carrera solidaria ha continuado y ha trascurrido sin más incidentes gracias a la colaboración y participación de los Bomberos de Sevilla y a la ayuda prestada por la Guardia Civil.

Los corredores han avanzado por una carretera en la que han predominado los tramos rectos, sin sombra. Se han mantenido fuertes y constante, con una buena hidratación hasta llegar a Lora del Río, pensando muy bien cuándo realizar los relevos. Iñaki Castañeda ha sido el único que ha completado los 63,5 kilómetros.

El punto de encuentro en Lora ha tenido lugar en la iglesia de Jesús, donde les esperaban integrantes del club de atletismo local y ha sido el joven maratoniano Carlos Sánchez Carrera quien se ha encargado de coger el testigo y trasladarlo hasta el ayuntamiento de la localidad. Allí les han recibido los concejales de Bienestar Social e Igualdad, Ángela Hernández Cepeda, y de Sanidad, Raúl García. Ambos han agradecido a los organizadores “habernos permitido participar de manera activa en el proyecto Kilómetros de Futuro”.

La responsable de Bienestar Social local ha querido mostrar el compromiso diario de este Consistorio con las personas que sufren esta enfermedad, y sobre todo con los familiares que ayudan día a día para que esta enfermedad sea lo menos lastimosa posible, cuidando con cariño al enfermo. “El Ayuntamiento de Lora del Río quiere reflejar este espíritu solidario que como población llevamos a gala, y que servirá sin duda alguna para engrandecer este proyecto que hoy acogemos en nuestro término municipal”, ha indicado. A su vez, se ha dirigido a los voluntarios de la asociación El Futuro es la Memoria para decirles que “no dudéis en ningún momento que la ayuda que recibís por todos los pueblos que discurrís es en balde, muchos granos de arena hacen una montaña; y eso es lo que importante: que no falte la ayuda y compromiso institucional para que este proyecto tan loable cumpla con sus objetivos originarios”.